26 may. 2009

Diario de una Tesista (4)

Con respecto a la Tesis, bueno, ando en stop. Entre las clases y los examenes que se avecinan no he tenido tiempo de estar leyendo, aunque si he estado haciendo pruebas con fibras ópticas y cosillas por ahí.


Sin embargo, este post es más para lo que viene DESPUÉS de la Tesis. Es decir, sé cuales son mis metas, sé que quiero hacer una Maestría, me gusta mucho el tema de Física Médica, pero ¿a dónde irme? ¿y si me equivoco? ¿y si no era eso lo quería?


Ultimamente, varios amigos se me han acercado a preguntarme como voy la tesis y cuando salgo. A todos les contesto que si todo va bien, en un año seré una Licenciada en Física, y ellos "Ohhh", y después me dicen: "¿Y a donde te vas a ir?" y en cuando no sé que decir.


Todas las escuelas de verano, congresos y seminarios a los que he asistido me han dado una idea de lo que es el mundo de la física fuera de las aulas de clase. Tengo tres opciones muy llamativas, pero a veces me pregunto si no me estaré menospreciando. Y eso eso, porque en un principio tenía una escuela muy en mente, y dije: "Vale, será esta", pero entonces me dice una amiga, Pau, "Es que esa escuela se queda pequeña contigo". Y no es que ese centro de posgrados sea malo, es excelente, pero entonces me pregunta "¿No lo vas a intentar en el CINVESTAV?" y es cuando me quedo sin palabras.


Verán, ese lugar es algo así como lo más cerebrito de las ciencias. Un CERN mexicano, el MIT de México pues. Y anteriormente me decía a mi misma: "Es mucho para mí, quizás en el doctorado". Pero entonces me pongo a ver en la gente que está allá. Estudiantes que no es por anda, andaban por el suelo y lograron entrar, y siguen allá. ¿Será quizás el miedo a no estar a la altura lo que hace que uno, inconsientemente se ponga esas barras altas?
Por si fuera poco, tuve dos conversaciones un poco raras en la semana. La primera es de un chico de mi salón pero no de mi generación, que estabamos a las pláticas, y empecé a preguntarle de sus amigos que están en México, en el CINVESTAV precisamente, y me dice que les va muy bien a ambos. Entonces me pregunta: ¿Y tú que quieres hacer saliendo de la carrera? y yo me lo quedé mirando como si no entendiera: "Pues la maestría, obvio", y él se quedó pensando seriamente un rato y luego me dice: "Sí, es que todos dicen eso. Pero es que yo lo pienso. Me gusta la vida alegre (sí, al chico le encanta la vida "alegre", si me entienden), y la maestría es seguir estudiando y estudiando. Esos locos de allá (sus amigos que están en el CINVES), se la pasan todo el día en sus cubículos. ¿Estás preparada para una vida así?"


Vale, esa pregunta si me dejó out. Sé que quiero hacer mi maestría, un doctorado quizás, Viajar, pero al visualizar el panorama, no puedo evitar preguntarme lo mismo que él chico. ¿Estoy preparada para ello? Lo único que le pude contestar fue: "En esta vida se hacen muchos sacrificios. O estudias y luego pachangeas, o panchageas y luego estudias. No puedes servir a dos amos". Sí, fueron mis palabras, pero aún así, ¿En verdad las siento?


Y no conforme con esto, tuve otra plática con un amigo de generación que se atrasó el pobrete pero es amigo de copas XD, y bueno, también entramos en lo de maestría y me dice: "Pues yo tengo dos opciones terminando la carrera. O trabajo o estudio, y como no quiero trabajar y el gobierno me paga la carrera, pues sigo estudiando, si al terminar la mestría no tengo ganas de trabajar, pues sigo estudiando y me siguen pagando". Cierto, el gobierno te paga pero a costa de mantener un promedio mínimo que en este tipo de carrera es dificil. Además, en algún momento tendrás que dejar de estudiar, ¿no es así? ¿Y entonces qué? ¿Trabajar? Pero si nunca lo has hecho, ¿donde empezar? ¿qué hacer?


Demasiadas dudas, y por el momento, ninguna respuesta.

2 Sonrisas:

Faby dijo...

Dudo mucho poder ayudarte...últimamente no sé ni donde estoy parada....

Nataly dijo...

hahaha! andamos iguales! aunque la intención cuenta1 Gracias peque!

besotes!

Publicar un comentario

@around the world