23 nov. 2008

A la mujer que amo...



Hoy mi mami cumple añitos. Sip, y estoy feliz y triste. Feliz porque es un año más que está conmigo, un año más que Dios nos permite para poder estar unidas, y sin embargo, triste, porqu eno lo estoy celebrando con ella, ya que se encuentra a muchos kilómetros de distancia, (aunque la muy desdichada anda de pata de perro en Belize ¬¬).



Hoy sólo pude hablar con ella 6 minutos, que para eso dio mi tarjeta de llamadas, ya que estoy sin celular. (Maldito celular que se viene a descomponer ahora ¬¬), y pues nos pusimos al día en lo que pudimos. Así, ahora anda de compras por Belize, que para comprar cosas para vender después en la casa (Mi madre y sus negocios), junto con mi tía Leo.

Al parecer anda en un viaje de soltera, ya que dejó a mi pá en la casa, a cargo de los chicos (Honestamente, me alegro de no andar por allá, LOL! esa casa será residencia de Solteros cuando regrese, YA LO VI, YA LO VI). Y me da mucho gusto saber, que aunque es de negocios, al menos anda de viaje.

En estos momentos me a ver viejas fotos que tengo, con mi mamá, algunas de risa, otras recordando viejos momentos. No sé porque se me pasó por la cabeza esa película de Spanglish (Que ni al caso viene), pero recuerdo que al final, la chica tiene que hacer un ensayo sobre la persona que más admira en el mundo, y ella lo hace sobre su mamá.

Creo que esa sería la mejor elección. No hay persona en este mundo que admire más, que a mi mamá. Y no sólo por el hecho de ser mi madre, sino por la hermosa persona que es por dentro. Cómo todos, tenemos bajos y altos, pero eso nos ha permitido convertirnos en lo que ahora somos. Tiene el corazón más grande que se puedan imaginar. Ama a todos por igual, y siempre nos anda apapachando cuando puede (Lo cual, siempre es el peor momento, y nosotos con cara de ¬¬). Cuando su abuelo, a quien todos le decíamos Papá José, empezó a decaer, ella se hizo cargo de él. Lo cuidó, lo bañó, le dio de comer, y creanme, se oye fácil, pero cuidar a un hombre de más cien años, no lo es. Cuando el abuelo murió, de todas las personas que se presentaron en el velorio, ninguna, ninguna tenía un gran dolor como el de mi mamá। Esa es la mujer que sufre.

O cuando dice lo que piensa, jamás se queda callada, siempre busca la justicia, o la ayuda al prójimo, jamás se rinde, y a veces, sip, a veces, nos pone en situaciones embarazosas, por esa boca que tiene, pero aún así.. esa es la mujer que admiro.

O cuando terminó su prepa, al fin, juntos con sus otras dos hermanas, a los treinta tantos años, estudiando de noche, e incluso, haciendo sus acordeones... es es la mujer que se supera.

O cuando nos graduamos de la prepa, mi ingreso a la universidad, contado chistes, o por simple hecho de recordar viejos momentos, bellas memorias... esa es la mujer que llora de alegría.

O cuando llegaba de la escuela, me sentaba sobre la mesa de la cocina (ella odiaba eso, pero al final se rindió) y platicaba sobe mi día,mis maestros, mis frustaciones... esa es mi amiga.

O por la mujer que ante todo, mucho antes que ella, están siempre su familia, sus seres amados, las personas por las que sin dudarlo, daría la vida misma...

Esa...

Essa es la mujer que yo amo.



¡¡¡¡FELICIDADES MAMÁ!!!!



2 Sonrisas:

Vane!! dijo...

Ay Naty...
Que post tan lindo!!!!
SO Emotive^^

Nuestras mamis son dignas de admirar!!!
Hacen tantas cosas y todas al tiempo y todas tan bein que a veces uno se pregunta si no seran superpoderosas!!!

Aunque creo que en el fondo lo son... sobretodo por aguantarnos! XD jajaja

Peque, saludame a tu mami y dile que FELIZ CUMPLE!!!!

Vane!! dijo...

Por cierto, me encanto la imagen de la ovejita!!! (ojitos bien llorosos)

Publicar un comentario

@around the world